Páginas

jueves, 8 de diciembre de 2011

Remedios para la infertilidad

Algunos suplementos alimenticios para la fertilidad, como Androferti o Fertimax, son bastante caros. Pero una buena noticia es que se pueden encontrar los componentes por separado por un precio mucho más asequible. No es tan cómodo como un sobrecito, y te puede parecer que te atiborras de pastillas, pero son suplementos naturales que en una dosis adecuada pueden mejorar la capacidad reproductiva. 

Aceite de Onagra: Contiene ácidos grasos que participan en la formación de hormonas, proporcionan energía y ayudan a mantener la temperatura corporal. Indicado para la infertilidad de causa anovulatoria, dolores de menstruación y menopausea.

Maca AndinaAumenta la producción de espermatozoides así como su motilidad y calidad. Es conocida también por su efecto estimulante de la líbido tanto en hombres como en mujeres. Un estudio del hospital Valle Hebrón de Barcelona demuestra su efectividad.

L-Arginina: Hay varios estudios que demuestran que con un suplemento de L-arginina se incrementa la cuenta de espermatozoides, así como su movilidad.

Coenzima Q-10: Evita la oxidación de la membrana lipídica de los espermatozoides y favorece su movilidad ya que estabiliza la integridad de los flagelos.

Ginseng Koreano: Incrementa la testosterona, la motilidad espermática y el recuento de espermatozoides. El uso en mujeres está indicado para regular el ciclo menstrual.

Combinación C+E+Selenio: aumenta la testosterona y la calidad del esperma. Reduce las anomalías y evita la aglutinación.

Vitamina C: protege a los espermatozoides del daño provocado por la oxidación y además reduce el número de anomalías del esperma . Un suplemento de vitamina C mejora la calidad de los espermatozoides en los fumadores. Cuando los espermatozoides se pegan entre sí (un problema llamado aglutinación), se reduce la fertilidad. La vitamina C reduce la aglutinación de los espermatozoides e incrementa la fertilidad de hombres con este problema. Regenera la forma oxidada de vitamina E.

Vitamina E: es importante para la función gonadal, mejora la movilidad de los espermatozoides y evita la peroxidación lipídica del esperma. Su carácter antioxidante favorece la desintoxicación de algunos metales pesados como el plomo y el cadmio. Junto a algunas vitaminas (A y E) y selenio, protege el ADN de los espermatozoides de la oxidación.

Selenio: participa en la secreción de testosterona y aumenta la movilidad y la calidad del esperma cuando se toma en conjunto con la vitamina E. También aumenta la progesterona. En un estudio de doble ciego de 64 hombres infértiles con motilidad espermática reducida, un suplemento de selenio incrementó en forma importante la movilidad, pero no afectó al recuento de espermatozoides.

No hay comentarios:

Publicar un comentario